Make your own free website on Tripod.com

Ancora Arte

Home | Arte y Decoración | Contacto | Arte Abstracto | Figurativo | Hiperrealismo

Arte y Decoración

 

IMPORTANCIA DE LOS CUADROS COMO ELEMENTO DECORADOR

Los Cuadros siempre han sido el complemento inseparable de la Decoración para lograr un ambiente único y acogedor.

No siendo entonces accesorios aislados de ella, los Cuadros aportan valor al concepto general de la Decoración.

Sus dimensiones, motivos y colores deben estar en armonía con el ambiente en que se encuentran.

Así, la primer clave para la elección estas Obras de Arte se encuentra en la Decoración del ambiente en el que se ubicarán. Según la tonalidad de las paredes y el mobiliario, deberán tener unos u otros colores; por ejemplo, en superficies de tonos suaves, los cuadros deberán presentar colores más fuertes para resaltar el contraste, o bien tonos medios para armonizarlo, siendo aconsejable desde el granate hasta el ocre.

tripticodecoracion.jpg

calido.jpg

Si se colocan grupos de cuadros, siempre debe existir un cuadro central, y en relación a él se colocarán los restantes. Los cuadro de menor tamaño deben colocarse en grupos. No ubicarlos con poco espacio entre sí, salvo que la intención específica sea esa; a mayor tamaño de los cuadros, mayor será el espacio entre ellos. La línea de colocación de estos cuadros puede ser vertical, horizontal, en doble hilera, o en equilibrio desordenado formando figuras geométricas. Los cuadros dispuestos en forma de cruz dan sensación de movimiento.

Hoy se apunta a los cuadros sin marco y sobre bastidores entelados. Sin embargo, las acuarelas van enmarcadas, teniendo en cuenta que el color de los marcos sea acorde con el de los muebles.

Por otro lado, es importante la identificación de los Cuadros con los habitantes, dependiendo aquí de su gusto particular, ya sea por estilo, motivos o composición y colores.

Por ejemplo, en un ambiente rústico, los motivos son geométricos y sencillos, no sobrecargados, y los cuadros van sin marco. Si es clásico, los colores son granates, verdes y marrones; motivos de rayas, pájaros, flores y frutas. En un loft, van formas geométricas y neutras. En el minimalismo se prescinde de color, o se complementa blanco y negro con tierras. El estilo kitsch posee predominio de formas y colores estridentes como el rosa chicle, el verde manzana y el rojo. El estilo zen posee un toque masculino, con colores claros y neutros que van del blanco al ocre, pasando por el beige.

Se debe tener en cuenta que las paredes no son una galería de arte. Los cuadros no deben abarrotar el

ambiente, sino adornarlo y vestirlo con criterio.

La regla básica para colgar cuadros, es mantenerlos a la altura de los ojos, ni muy bajos porque obligan a forzar el punto de observación, ni muy altos porque parecen flotar y con escasa relación con el ambiente. En el último caso, se hace una salvedad si existe un objeto debajo de él.

Sabemos que en los ambientes angostos o reducidos, es ideal un cuadro vertical y grande, pues crea la ilusión de elevar el techo; se recomienda cuadros de tonos suaves. Mientras que en los ambientes grandes, la libertad de tamaño y disposición de los cuadros es mayor; se pueden colocar dípticos, trípticos, cuadros grandes o agrupaciones de cuadros pequeños; la paleta dependerá del color general del ambiente.

Las escaleras se prestan para colocar cuadros, y de esta manera se los puede observar al ir recorriendo los peldaños.

En salones con poca luz, es bueno colocar cuadros de tonos suaves para dar claridad.

escalera.jpg

unicoygrupo.jpg

Si se colocan grupos de cuadros, siempre debe existir un cuadro central, y en relación a él se colocarán los restantes. Los cuadro de menor tamaño deben colocarse en grupos. No ubicarlos con poco espacio entre sí, salvo que la intención específica sea esa; a mayor tamaño de los cuadros, mayor será el espacio entre ellos. La línea de colocación de estos cuadros puede ser vertical, horizontal, en doble hilera, o en equilibrio desordenado formando figuras geométricas. Los cuadros dispuestos en forma de cruz dan sensación de movimiento.

Hoy se apunta a los cuadros sin marco y sobre bastidores entelados. Sin embargo, las acuarelas van enmarcadas, teniendo en cuenta que el color de los marcos sea acorde con el de los muebles.

También se estila apoyar los cuadros sobre los muebles, una alternativa moderna que permite lograr dinamismo al cambiarlos de lugar a gusto. Y se los puede combinar con cuadros colgados de la pared.

Teniendo en cuenta todos estos datos, es que creamos nuestros cuadros, según la Decoración del ambiente y el Gusto del propietario. Todas nuestras obras son originales pintados a mano y montados en lienzo sobre bastidor. No son láminas, ni impresiones sobre lienzo, por lo que su realización es completamente artesanal. Las técnicas que usamos son variadas: óleo, acrílico, collage, texturas, o combinaciones de ellas. Los estilos van desde el hiperrealismo hasta la abstracción 

Aclaración: Los colores visualizados en pantalla pueden no ser reproducción exacta debido a la luz del monitor, y a que una foto impresa no es igual que ver la obra en vivo; por lo tanto dichos colores son indicativos y pueden variar levemente en cuanto a tonos un poco más fuertes o más suaves. No obstante, se debe tener en cuenta que se trata de una obra hecha a mano y no por una impresora o un ploteado

sillonazul.jpg

Los precios de las obras varían según la complejidad de la técnica, soporte y medidas. 
 
  Realizamos cualquier tipo de obra por encargo